Salón Guille

Decora tu hogar con estilo

Existen varios estilos de decoración, todos se pueden mezclar, todos pueden crear distintos ambientes pero, sin ninguna duda, el mejor estilo de decoración en el hogar es el que nace de la personalidad de quien lo habita. 

 

Decora tu hogar con estilo

 

Los gustos son infinitos, así como la forma de ver la vida de cada cual, sus emociones, sus reacciones; del mismo modo, las posibilidades en decoración son infinitas. El hogar es el lugar en el que realmente una persona es ella misma, en el que puede demostrar qué siente, qué piensa y cómo vive -o cómo desearía vivir-, y decorarlo con estilo no significa seguir un estilo de decoración establecido. Los sueños, la creatividad, las ideas que pueden parecer locas y las más centradas, si es que existen y no siempre lo son por igual para todas las personas; todo ello sirve para decorar un hogar con estilo. 

 

Pero decorar un hogar con personalidad no significa el caos. Ante todo se ha de buscar la comodidad, crear espacios acogedores, lugares en la casa que provoquen distintos estados de ánimo, objetos que tengan una o varias utilidades, no olvidar la decoración de las paredes y procurar que la luz sea la adecuada en todos los espacios. 

 

Casa Guille 1

 

Qué debo tener en cuenta al decorar mi hogar?

 

 El espacio. El aprovechamiento del espacio es fundamental, ya sea grande o pequeño puede dar distintas sensaciones según los objetos que hayan en él. Un espacio pequeño puede dar sensación de amplitud colocando en él pocos objetos y bien distribuidos. El cristal y los espejos también hacen que el espacio parezca mayor. En los espacios grandes se pueden crear distintas zonas y conseguir de este modo que sean acogedores y prácticos.

 

 La luz. La luz es muy importante; provoca distintas sensaciones en el hogar, modifica nuestro estado de ánimo, nos permite disfrutar de nuestra intimidad y crea espacios cambiantes dependiendo del momento. También es necesaria para nuestra salud. Así mismo, las plantas dan vida y luminosidad a los espacios, además nos conecta con la Naturaleza. 

 

El suelo. Existen varios tipos de suelos y son determinantes en una vivienda. El color y el material del que esté hecho va a crear un tipo de ambiente en concreto. Entre los tipos de suelo que se pueden elegir está el vinilo, la tarima flotante, suelo sintético, piedra natural, baldosas, microcemento, madera natural, hormigón, cerámica, mármol, porcelanato o moqueta. 

 

Pero la decisión del tipo de suelo que se va a colocar ha de ser consecuente. Se trata de tener en cuenta algunos factores de la vida cotidiana de la o las personas que van a habitar en la casa. Si en el hogar hay niños será mejor colocar un tipo de suelo resistente y a la vez cómodo para todos los miembros de la familia, han de disfrutar del hogar. En todos los casos se ha de tener en cuenta cuáles son las partes de la casa en la que se está más tiempo y la forma de vida. Por ejemplo, la cocina necesitará un tipo de suelo adecuado, que sea fácil de limpiar y resistente a las manchas de aceite y al agua, el pasillo y el salón son los lugares más transitados por lo que también se tendrá en cuenta el tipo de suelo que se coloca en ellos. El suelo del cuarto de baño ha de ser antideslizante y soportar la humedad, el del dormitorio ha de ser cómodo si se camina descalzo y acogedor en todas las estaciones del año. Los cambios constantes de temperatura y la humedad afectarán a ciertos suelos, como los de madera. En estancias donde la luz del sol es constante se deberá colocar un tipo de material que lo resista. 

 

Las paredes. En la actualidad existen varios materiales para decorar las paredes, estos son la madera, el vinilo, tela, granito, mármol, papel pintado, corcho, pintura, cristal y metal, más allá de ellos también existe la imaginación y el atreverse. En todos los casos se debe tener en cuenta en qué estancia se van a colocar, las dimensiones de la misma, los colores, el suelo, la textura, la resistencia y la luz. Del mismo modo que con el suelo, se ha de tener en cuenta el tipo de vida que se lleva y las necesidades de cada estancia como la habitación de los niños, el baño y la cocina. Según el tipo de material elegido se creará un tipo de ambiente así como la sensación de que una estancia es más amplia o menos.  

 

Los muebles. La elección de los muebles es tan personal como el resto de la decoración, sin embargo se debe tener en cuenta el espacio con el que se cuenta. En estancias pequeñas es aconsejable tomar medidas antes de elegir los muebles para aprovechar el espacio al máximo así como la luz natural. Los muebles no deben impedir la entrada de claridad, necesaria y que además da la sensación de mayor amplitud. Se pueden combinar distintos estilos de decoración entre sí, siempre y cuando resulte coherente a la vista sin dar sensación de caos incómodo. Un mismo mueble puede ser utilizado para distintos fines, se trata de utilizar la imaginación y el buen gusto. 

 

Muebles Guille

 

Los objetos. Los objetos de decoración son los que más hablan de la persona que habita en un hogar. Algunos forman parte de sus recuerdos, otros son elegidos por su estética y los más divertidos y con mayor personalidad son los que, estando destinados a un fin, se ha conseguido darles otra utilidad. De nuevo la imaginación y el buen gusto son determinantes en el momento de elegir los objetos de decoración para el hogar. 

 

Jarrita Reina y Jarrito Ponmeramas

Jarrito Reina y Jarrito Ponmerramas

 

Una vez decorado tu hogar debes preguntarte si es el lugar en el que quieres estar. Si no es así cambia hasta que lo consigas. Mueve las cosas de sitio, elige otros colores, otros objetos. Nunca nada es definitivo, tampoco los estados de ánimo, el estilo de vida y las necesidades. El hogar debe adaptarse a cada persona y sus cambios. 

Dejar una respuesta

Su email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados. *